Llamar por teléfono

Llamar por teléfono, el invento más importante del siglo XIX

Antes de la era de Internet, la comunicación a larga distancia era en sus inicios muy laboriosa. La gente tenía que montar en sus caballos y cabalgar durante varios días antes de que el mensaje llegara a su destino, el cual casi siempre cuando llegaba la noticia ya no era actual. De los peligros de un viaje tan arriesgado eran muchos los que incluso preferían no ponerse en contacto con los demás. Esto cambió en 1878 cuando D. Hughes, con la invención del micrófono de carbón posibilitó conversaciones a larga distancia. Esto fue inicialmente sólo disponible para ciertas rutas, pero rápidamente desarrolló una infraestructura completa la cual a partir de 1932 permitió realizar llamadas telefónicas a través del Atlántico.

El inventor del teléfono

Quién fuera el inventor del teléfono probablemente no está claro para todos. Lo cierto es, sin embargo, que Antonio Meucci inventó un aparato que permitía la comunicación entre el hogar y su lugar de trabajo para estar en contacto con su enferma esposa. Sin embargo, a él le faltaron los fondos para patentar su invento y paradójicamente murió pobre. Por casualidad, A. Bell tomó posesión de estos documentos, declaró una patente y desde entonces ha sido considerado como el inventor del teléfono.

Las formas actuales de la telefonía

El teléfono tiene la posibilidad de estar en constante evolución. En sus comienzos se construyeron muy pocas conexiones. Fue a principios del siglo XIX cuando se empezaron a construir las primeras redes locales en diferentes ciudades. Pero sin duda alguna el desarrollo más sorprendente en la última década fue como el teléfono móvil revolucionó el mercado de la telefonía. Hoy en día según las estadísticas los españoles usan tanto el teléfono móvil como el fijo para comunicarse con amigos y familiares, y cada español posee una media de dos teléfonos.

 

Llamar por teléfono: Llamar por teléfono es quizá uno de los mayores inventos de la historiaLlamar por teléfono: Llamar por teléfono es quizá uno de los mayores inventos de la historia